La importancia de los pequeños detalles

La semana pasada pedí unos potingues en la web www.farmapolo.com, como suelo hacer de vez en cuando. La sorpresa llegó cuando, en el paquete, además de lo que había pedido, me habían enviado una tarjeta de San Valentín con una nota muy simpática y una piruleta de corazón dentro.

IMG_20160211_174953

La verdad es que me encantó, con ese pequeño detalle ya me tienen ganada como cliente. Y es que, la mayoría de las veces, un pequeño gesto hace que te diferencies de los demás, y te pone por delante de la competencia.

Nosotros, en el departamento de Marketing donde trabajo, intentamos hacer lo mismo cada día. Tratar de diferenciarnos de los demás con pequeños detalles que hagan que nuestros clientes vuelvan a pensar en nosotros la siguiente vez. En mi caso, intento tener un trato personalizado con la gente con la que hablo, para que no se sientan meros contratos, sino personas individuales. Por eso envío Christmas de Navidad escritos de mi puño y letra, o grabo los teléfonos de mis clientes para que cuando llamen les diga «Buenos días Rosa, ¿qué tal estás hoy?».

La importancia de los pequeños detalles se puede aplicar, igualmente, a la vida cotidiana; porque tener detalles en San Valentín es muy fácil, casi que los comercios lo ponen en bandeja. Lo difícil es acordarte de tener un detalle un 15 de julio, o un 20 de septiembre. Un día cualquiera, en un momento cualquiera.

Y eso es lo que nos hace diferenciarnos de la competencia.

One Comments

  • Marieta Cookpad febrero 16, 2016 Reply

    ¡¡Me ha encantado tu artículo!! Tienes toda la razón del mundo 🙂 Un abrazo

    Marieta 🙂

Deja un comentario